Piel normal

Es la piel  ideal, equilibrada en cuanto a la hidratación y a la oleosidad natural que debe tener, tipo aceite en agua. Superficie lisa, fina, flexible. Posee una ligera capa de grasa que no llega a darle brillo aceitoso a la superficie.